QUIZÁ MAÑANA

Los muchachos estaban exultantes. Habían ganado la final del Campeonato del Mundo de Waterpolo y lo quisieron festejar a lo grande. Cogieron a su entrenador, verdadero artífice del triunfo, sobresaliente ingeniero de tácticas acuáticas, y lo lanzaron a la piscina. Luego, siguieron la juerga. Nadie se dio cuenta de que el entrenador se estaba ahogando. No sabía nadar. Se ahogó.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subscríbase a mi lista de correo

* requerido
Categorías