QUIZÁ MAÑANA

realidad

La realidad era demasiado franca; mostraba sin tapujos todas sus caras, y no todas eran agradables. La ficción era demasiado sutil; requería un esfuerzo imaginativo excesivo, esfuerzo que le provocaba sudores, sudores que le acercaban a la realidad. Por eso escogió la virtualidad: así perdió la siempre problemática personalidad y se convirtió en un esplendoroso vegetal.

Share

Pretendían hacer realidad sus nuevas ideas sobre los museos. Lo lograron. Crearon el Museo de las Ideas, un mayestático edificio cuyo interior estaba completamente vacío. Recibieron numerosos galardones, claro está, por su innovadora concepción. Para unos, las ideas flotaban en el aire; para otros, sólo el vacío podía garantizar que todas tuvieran igual relevancia. Pero quien mostró más admiración fue el personal de limpieza.

Share

Subscríbase a mi lista de correo

* requerido
Categorías