Quizá mañana: palabras e imágenes.

  • Escondes muchas cosas

    -Escondes muchas cosas. No me gustan tus secretos. -Secretos tengo, pero no escondo nada. -Cómo? -Que no escondo en absoluto mis secretos; me limito a no revelar su contenido.

  • ¿Para ir a Roma?

    -¿Para ir a Roma? -Todo recto. No tiene pérdida. -¿Que no tiene pérdida? No subestime mi capacidad para perderme. -No lo hago. Habida cuenta de que ya está perdido, más no puede perderse.

  • ¿Eres ingeniero de puentes y caminos?

    -¿Eres ingeniero de puentes y caminos? -Efectivamente. -Entonces quiero hacerte una pregunta: ¿por qué le llamáis firme a la calzada aunque esté en mal estado y sea, por tanto, poco firme? -Yo soy ingeniero, no lexicógrafo. Me limito a construir y reparar firmes. -¿Trabajas en el ejército? -Sí, en la compañía de ingenieros zapadores. -¡Firme!…